Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President
eszh-TWenjapt

 

Logo banner top

Notas de Prensa

loading...
Notas de Prensa

Otros Articulos

loading...
Otros Eventos

EL CLIMA Y LAS FUENTES DE AGUA

Autor: Carlos Gómez – Ing. Forestal

Panamá es un país afortunado al contar con 52 cuencas hidrográficas que albergan aproximadamente 500 ríos, 350 en la vertiente del Pacífico y 150 en la vertiente Atlántica. Con este vasto recurso hídrico, no deberíamos tener problemas de abastecimiento para las diferentes actividades económicas y para el consumo humano. Sin embargo, la realidad es otra. Observamos como la mayoría de nuestras cuencas están en mayor o menor grado, afectadas por la deforestación y por la contaminación de sus aguas.

 

Los ecosistemas naturales están en coma y con ello, nuestro futuro. El cambio climático nos obliga a cambiar el rumbo de nuestras actividades económicas y reorientarlas hacia modelos eco-sostenibles basados en las leyes naturales. Cada año que pasa, los efectos del calentamiento global empeoran, disminuyendo nuestra capacidad de desarrollo. Los ríos son sistemas naturales vivos que se han utilizado a través de la historia por el ser humano para diversas actividades tales como el riego para cultivos, el transporte, pesca, energía, consumo humano y otros usos industriales. En Panamá recientemente se vive una crisis del agua generada por diversos motivos.

Es hora de invertir en la conservación de nuestros ríos sin ningún reparo porque sin agua no se puede vivir. Desde la constitución nacional (la nueva), se debe establecer que el agua, los bosques y los suelos son recursos de seguridad ambiental nacional y de alta prioridad para la estabilidad socioeconómica del país. La situación que se vive en la península de Azuero requiere de acciones innovadoras con un cambio de enfoque hacia los recursos naturales. Estas personas necesitan alternativas económicas viables para mantener su calidad de vida pero que vayan acorde con la conservación del ambiente. Estas alternativas pueden ser entre otras, la inclusión del árbol y el bosque en sus proyectos agrícolas y ganaderos, es decir, desarrollar sistemas agrosilvopatoriles.

Esto no es nada nuevo. Hay muchos ejemplos de estos sistemas a nivel nacional. Las instituciones competentes deben promover ese cambio. Por ejemplo, el uso de leguminosas rastreras ayuda a proveer nutrientes al suelo y controla la maleza, en consecuencia, no hay necesidad de quemar. La reforestación es otra alternativa crucial para lograr el balance en el manejo integral del paisaje. Con esta acción se puede proteger las fuentes de agua, generar alimentos para el ganado (árboles forrajeros), se recuperan suelos y se generan ingresos económicos.

Además, la ventaja de tener un bosque plantado en un sector de su finca, en el cual se pueden tener zoocriaderos en semi-cautiverio de venados, saínos, iguanas, conejos, etc. Esto tampoco es nuevo, muchos países de la región desarrollan estos proyectos de gran impacto socioeconómico como Argentina, México y Perú, entre otros. También en este bosque plantado se pueden realizar actividades de viveros de plantas ornamentales, medicinales, frutales, miel orgánica, artesanías y ecoturismo. Todo esto es compatible con el bosque y la finca adquiere mayor valor. Este es el futuro que veo para Azuero, que se convierta en agente de cambio hacia el árbol y el bosque, porque estoy seguro que ellos sabrán valorar el valor de estos recursos naturales porque han sufrido las consecuencias de no tenerlos. Tenemos que capacitarlos, ellos solos no pueden hacerlo.


Afortunadamente hay importantes iniciativas que está impulsando el nuevo gobierno que pueden tener un impacto significativo en esta problemática ambiental. Estamos hablando de la Alianza por el Millón de Hectáreas reforestadas en 20 años, la promoción del ecoturismo en las áreas protegidas y la conservación del bosque a través del mecanismo REDD+ de cambio climático. La situación climática actual nos exige que todos participemos activamente en conservar nuestros ríos, bosques y suelos y de esta forma, contribuir a un mejor futuro de las futuras generaciones.

0
0
0
s2smodern

Comentarios potenciados por CComment

IXcongreso foretal2015

V congreso forestal 2003

loading...

Video Trazabilidad -FAO

1

Video trazabilidad OIMT

1

Únete a la Alianza por el Millón de Hectáreas.

1

Alianza por el millón de hectárea

1

Día Internacional de los Bosques 2017