Lunes, 15, Abr, 10:54 AM

SÍGUENOS EN :

Panamá es un país que centra su economía principalmente en la provisión de servicios logísticos, bancarios y comunicación a diferencia de los otros países de la región que centran su economía en el sector primario. Esto ha ocasionado que este sector productivo se encuentre rezagado por la poca atención que recibe y que no permite que se desarrolle a su máximo potencial. Estamos hablando de proyectos de agricultura sostenible, sistemas agroforestales/silvopastoriles y reforestación/restauración forestal. Por otro lado, la agroindustria no está desarrollada a pesar del potencial que tiene, para dar valor agregado a la producción, esto sin contar con la oportunidad que tenemos como país con costas en dos mares para el procesamiento de productos del mar, como una iniciativa complementaria, para la producción de alimentos.

A la fecha, se evidencia un desequilibrio entre los recursos que se asignan para la ciudad de Panamá versus lo asignado para el resto del país. Esto a su vez, crea un círculo vicioso porque al no haber oportunidades de trabajo en las áreas rurales, la población se desplaza hacia las zonas urbanas en busca de mejores medios de vida para su familia. Actualmente el país se encuentra en un punto de inflexión debido a la crisis ambiental, social y económica en la cual es crucial un cambio de enfoque para decidir hacia dónde se debe dirigir el desarrollo que considere proyectos innovadores que garanticen la generación de empleos para la población del interior del país.

Ante este gran reto, es necesario examinar las alternativas que se podrían desarrollar para hacerle frente a las necesidades de la población en términos de empleo, salud, alimentación y calidad ambiental de su entorno. ¿Por dónde empezar? En este escrito se plantea una propuesta que toma como base un punto geográfico clave: Río Hato. Esta zona tiene una topografía plana que permite el establecimiento de infraestructuras para promover muchas actividades económicas.

Lo primero que se propone  es la construcción de un corredor seco desde el Pacífico al Caribe cuya distancia entre ambas costas es de aproximadamente 100 km. Esta distancia permitiría hacer el recorrido en aproximadamente una hora. Ya algunos países de la región entre ellos México y Nicaragua plantean proyectos similares.

Considerando el impacto de las sequías en el Canal de Panamá, que afecta cíclicamente los caudales para el tránsito de los barcos, es necesario contar con una alternativa, y es allí donde surge la idea de un canal seco, como una opción para transportar la carga marítima que el canal no pueda transportar sobre todo en la época seca. Ya en esta zona  existe un aeropuerto, al que se pueden añadir infraestructuras logísticas tales como puertos en ambos lados, así como zonas libres para el movimiento de carga marítima y como un complemento al Canal de Panamá, sobre todo en la estación seca.

Otro proyecto que contribuiría al desarrollo de esta zona, así como otras regiones del país, sería la construcción de un ferrocarril desde Panamá hasta Chiriquí para dinamizar el desarrollo en estas provincias y abaratar el costo de los alimentos y el transporte de las personas. Tendríamos en Río Hato  un centro completo de servicios y movimiento de carga a nivel nacional e internacional hacia los cuatro puntos cardinales (ver mapa más abajo).

Esta iniciativa complementaría la ley N°309 de 1 de junio de 2022 que crea el Área Económica Especial de Aguadulce y la terminal portuaria multipropósito, ubicada en la comunidad de El Salado. Con estos dos megaproyectos estaríamos poniendo a Panamá en un sitial muy competitivo para asegurar el crecimiento económico con sustentabilidad socio-ambiental y además, se contribuiría a descarbonizar la economía y a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En conclusión, se requiere de un cambio de paradigma y pensar en grande para hacerle frente a los retos que plantea el futuro desarrollo sostenible de Panamá.


Por: Carlos Gómez – Ing. Forestal. Miembro del colegio de Ingenieros Forestales de Panamá (CIFP).

 

Teléfono : 507-203-1516 / 17
Fax :          507-317-0876

Web Analytics